En el municipio de El Salto hay crisis de gobernabilidad. La tercera parte de sus burócratas decidieron renunciar como apoyo a cuatro funcionarios cesados la semana pasada por el alcalde Marcos Godínez. 

El miércoles pasado, sin previo aviso, el alcalde despidió al tesorero, al director de la policía, al director jurídico y al oficial mayor. En el caso del tesorero, se utilizó la fuerza pública para desalojarlo de su entonces oficina. 

Ante esto, unos 200 burócratas presentaron su renuncia este lunes. El llamado que hace la dirigencia municipal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) es que no se desconozca a la militancia que apoyó en elecciones. 

El conflicto por el control de la nómina no es nuevo. En el municipio de El Salto hay burócratas con ascendencia a los hermanos González, quienes han gobernado el municipio en los últimos tres periodos. Ahora, Antonio Venegas pide la intervención del gobernador para que pueda mediar en este conflicto.

El actual alcalde, Marcos Godínez, ha denunciado la intromisión de los hermanos González en las decisiones que son privativas del ejecutivo municipal. Será en próximas horas cuando un acuerdo entre las dos partes pueda solucionar este problema. 

Recordarás que: el presidente de El Salto despidió familiares del expresidente municipal  y Marcos Godínez pediriría una auditoría a la tesorería de El Salto

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here