El Centro de Apoyo a Niños con Cáncer (Canica AC) nació en 2003 y desde hace 13 años apoya a pequeños y a sus familias, con una escuela especial en primaria, donde estudian cerca de 40 niños que abandonan las escuelas regulares, para dar prioridad a la atención de su enfermedad.

Dalia Flores García, asistente de la Dirección, dijo que cada mes, Canica AC requiere 250 mil pesos para el sostenimiento de la escuela, de los comedores y de la atención psicológica que se da a los padres y a los propios niños.

Por ello, en forma frecuente, los propios padres y algunos padrinos realizan festivales con magos y payasos, conciertos musicales, venta de comida, entre otras actividades.

Este jueves, los papás de Damaris Romina Huerta, de siete años de edad y quien desde hace dos años enfrenta Leucemia linfoblástica, efectuaron un festival infantil, con la presencia del mago Leo y el payaso Leito, además de la presencia de Hábitat, que muestra réptiles en una sesión informativa a los asistentes.

Érika López, mamá de Damaris, dijo que sin la ayuda de Canica AC, no habría podido salir adelante para apoyar a su hija.

Al acto acudió el diputado federal, Víctor Sánchez, quien se comprometió a buscar fondos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) para apoyar a organismos de la sociedad civil que atienden a niños con cáncer.

En el festival infantil ninguno de los artistas cobró por su presentación.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here