Las ventas durante la quinta edición del Buen Fin tuvieron un crecimiento marginal del cuatro por ciento, en comparación con el  año pasado. La Cámara Nacional de Comercio (Canaco) informó que este año dejó en la zona metropolitana de Guadalajara una derrama de  tres mil 280 millones de pesos, tan sólo 118 millones de pesos más que en 2014. Este aumento apenas compensa la inflación anual acumulada del 2.7 por ciento y  en términos reales se traduce en un uno por ciento, detalló Ana Isabel Solís, gerente del Centro de Análisis Estratégico Empresarial, de la Canaco, quien explicó los factores que incidieron para que se registraran pobres ventas. 

El entorno económico también cambió las tendencias de compra. Hasta el año pasado, los electrónicos eran los productos con mayor demanda en el Buen Fin. Ahora fueron ropa, calzado y textiles con el 47 por ciento, seguidos de la electrónica con el 30 por ciento.

El presidente de la Canaco, Fernando Topete reconoció que la depreciación del peso frente al dólar,  contuvo la intención de compra de este tipo de bienes.

El ticket promedio fue de cinco mil 10 pesos durante este Buen Fin. Seis de cada diez consumidores utilizaron efectivo en compras menores a cuatro mil pesos. Las personas que hicieron adquisiciones de una cantidad mayor optaron por el crédito. El 67 por ciento de los que se endeudaron optaron por plazos hasta de un año.

Este estudio realizado por la Canaco también arrojó que el 69 por ciento de los consumidores, sugieren más y mejores descuentos para que realmente sea un Buen Fin.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here