En las próximas semanas, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) hará obligatoria la medida de que los centros de trabajo públicos y particulares, con más de 50 empleados, cuenten con un lactario, esto es, un espacio limpio, amplio, iluminado y que tenga un refrigerador para que las madres trabajadoras puedan extraer leche materna para su bebé.

El subsecretario federal del Trabajo, Ignacio Rubí Salazar, de visita en Guadalajara, dijo que la Secretaría de Salud federal ya definió cuáles deben ser las condiciones de los lactarios y en breve se darán a conocer a escala nacional.

Por lo pronto, el funcionario federal lamentó que en un espacio de ocho años, la tasa de lactancia se redujo más de 8 puntos porcentuales, por lo que es urgente revertir ese indicador.

El subsecretario del Trabajo participó en el Taller de Igualdad Laboral y no Discriminación, en el que se resaltó que los centros de trabajo se están certificando como sitios de inclusión, donde se emplea a personas con discapacidad y se elimina la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Del tema habló Aída Cerna, directora del Modelo de Equidad de Género del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), quien dijo que se debe trabajar con insistencia para que hombres y mujeres reciban el mismo salario, a trabajo igual.

La Secretaría del Trabajo, el Inmujeres y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) dan acompañamiento a los centros de trabajo para lograr la certificación y cumplir con la Norma 025 en Igualdad Laboral y No Discriminación.  

Equipo Editorial
Equipo Editorial

Últimas noticas de Equipo Editorial (ver todos)

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here