Juan Carlos Cázares López, uno de los 15 elementos que fueron abatidos en la emboscada del pasado lunes 16 de abril a la altura del poblado de Soyatán, en el municipio de San Sebastián del Oeste, Jalisco, fue parte del cuerpo de bomberos de Bahía de Banderas, Nayarit, donde sus ex compañeros bomberos aún no creen lo sucedido, además que lamentan este suceso.

Los bomberos piden más seguridad a las autoridades gubernamentales, con el fin de evitar que se repita otro lamentable hecho que cobre la vida de quienes trabajan cumpliendo con su deber, para garantizar la paz y la tranquilidad de los ciudadanos. 

Este jueves todos los elementos del cuerpo de bomberos acompañarán hasta su última morada a Juan Carlos Cázares López, después de la misa de cuerpo presente que se realizará a las 4 de la tarde en la iglesia de Nuestra Señora de la Paz en el poblado de Bucerias, Nayarit,  el cual será acompañado de familiares, amigos y compañeros de trabajo.

Para sus compañeros bomberos, este es un deceso injusto, ya que después de haber salvado vidas por más de 12 años, muere emboscado Juan Carlos Cázares, a quien se le recuerda como un compañero decidido a cumplir con la encomienda de salvar vidas, solidario a los problemas en accidentes, servicios de ayuda y primeros auxilios, donde su esfuerzo y dedicación lo hicieron ganarse el escalafón de tercer oficial en la corporación de Bomberos, siempre alegre, bromista pero al pie del cañón en cumplimento de su deber. 

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here