El ayuntamiento de Guadalajara se dice dispuesto a clausurar la construcción de la Linea 3 del Tren Ligero si las constructoras no pagan los daños por los hundimientos registrados en la colonia Alcalde Barranquitas. Además, adelantan que sí habrá conexión entre la estación de Catedral con la plaza comercial subterránea de Plaza Guadalajara. 

El alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, confirma que ya entregaron un apercibimiento a las empresas que construyen la línea 3 del Tren Ligero para que paguen los daños ocasionados por la obra, que ya ha dejado hundimientos en la colonia Alcaldes Barranquitas. 

 

El primer edil tapatío asegura que no les temblará la mano para hacer valer el reglamento. Sin embargo, ya hay un acuerdo para comenzar a hacer las reparaciones mientras Protección Civil municipal concluye los peritajes. 

 

En la reunión que tuvo el alcalde de Guadalajara con autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se concretó el acuerdo para que la estación subterránea que se construirá debajo de la Catedral metropolitana pueda tener una conexión directa con la plaza comercial de Plaza Guadalajara. 

 

Esto podría ocasionar que la obra inaugurada en el trienio de Alfonso Petersen, por fin deje de ser subutilizada por los comerciantes ante la falta de flujo de paseantes. 

 

Alfaro Ramírez dijo que además de esta obra, se anunciarán otras dos adecuaciones urbanas que se harán oficiales una vez que el Gobierno del Estado concluya los estudios. Sin embargo, no quiso detallar en qué tramos podrían darse estas adecuaciones. 

 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here