Decenas de transportistas y conductores de la ruta 622, con el respaldo de otras rutas, se manifestaron frente a Palacio de Gobierno para exigir el retiro de dos unidades que de manera irregular entraron a la ruta, con el aval del Sistema de Transporte Colectivo de la Zona Metropolitana (Sistecozome).

Sin embargo, esta vez ampliaron el pliego petitorio dirigido al gobernador Aristóteles Sandoval, a quien le exigen que se cumpla y se concluya con el Registro Estatal de Transporte Público, que se eliminen los cobros que les hace la paraestatal por cambiar una unidad nueva por una vieja y por la renovación de los contratos de subrogación.

Jesús Arreola Ponce, delegado de la ruta 622 y presidente del Frente Unido de Subrogatarios, dijo que los dueños de unidades hicieron un pago de seis mil pesos hace más de un año y seis meses y no les han entregado la concesión respectiva.

Otro reclamo que hicieron los manifestantes es que en represalia, por colocar letreros en las unidades de la ruta 622 con la leyenda “Trabajamos bajo protesta”, el Sistecozome les aplicó una multa de 160 pesos. Ya han sancionado a 80 unidades.

Los transportistas fueron atendidos por Efraín Palacios Morquecho, director de Estudios Estratégicos de la Subsecretaría de Asuntos del Interior, quien les ofreció que en 48 horas se instalará una mesa de diálogo, con la participación de la Secretaría de Movilidad y del Sistecozome. Por lo pronto, los dueños de minibuses y los conductores harán una tregua y no harán nuevas movilizaciones.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here