Guadalajara, Jalisco.

Si bien los diputados no se decantaron por el mejor perfil para la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ), finalmente tampoco se fueron por un mal candidato, por ello, la elección del nuevo ombudsman deja un amargo sabor de boca, pero por otro lado, diputados y especialistas coincidieron en que habría sido peor dejar desierta la convocatoria.

Dejan coronas de muerto a diputados, los acusan de matar a la CEDHJ

Augusto Chacón, del Observatorio Jalisco Como Vamos dijo que con Hernández Barrón se espera cierto “Continuismo Light“, pero al mismo tiempo, llega con la legitimidad del respaldo de pueblos indígenas, lo cual nunca había ocurrido.

Alberto Bayardo, del ITESO, redactó un documento a petición de Movimiento Ciudadano (MC), en el que destacó a Guadalupe Ramos Ponce como mejor perfil, lamentó que la propuesta haya terminado ignorada, pero matizó en que había que tener consenso, y que habría sido peor dejar la comisión en manos del visitador Javier Perlasca como presidente interino.

Ambos afirmaron que los pueblos originarios no suelen apoyar a cualquiera, y por ello, hay que dar el beneficio de la duda a Hernández Barrón.

Por su parte, el independiente Pedro Kumamoto, que fue el único que fue firme y apoyó a Guadalupe Ramos de principio a fin, dijo que le habría gustado otro perfil que nada tuviera que ver con el equipo que hundió a la Comisión en estos diez años, pero ahora queda trabajar por el bien de los derechos humanos.

La diputada del PRD, Mónica Almeida, coincidió en que era mejor consensar que dejar desierta la convocatoria, e insistió en que el perfil que llega tiene conocimiento técnico.

Julio Ríos

Julio Ríos

Reportero en Canal 44
Periodista de la Fuente Política, con experiencia en prensa escrita, radio, televisión y medios digitales, locales y nacionales. Cubre Congreso del Estado y partidos políticos. Es autor de tres libros. Sus áreas de especialización son la Transparencia y Rendición de Cuentas, Periodismo de Investigación, Periodismo Narrativo, Periodismo Digital, y por supuesto, Periodismo Político.
Julio Ríos