Factores como el dolor de cabeza, disfunción sexual, desmayos, ataques de pánico, convulsiones y temblor de manos repentino puede representar disautonomía, una condición que se caracteriza por tener una alteración del Sistema Nervioso Autónomo, y que impide el control propio de manera consciente. Una condición poco identificable en los servicios médicos.

Desde hace seis años, Alba Torres padece disautonomía taquicardia, lo que le provoca crisis nerviosa, mareos y desmayos.

Erika Garcia tiene un hijo de 12 años quien presenta este tipo de trastorno desde su nacimiento. Expuso que su familia ha sufrido el rechazo educativo y social por los síntomas de su hijo.

Ante la falta de información médica y social sobre la disautonomía, el presidente de la Asociación Médica de Jalisco, Ignacio Domínguez, informó que iniciarán una serie de pláticas en los servicios de salud y educativos, para dar a conocer este problema de salud y ofrecer tratamiento oportuno.

A nivel mundial se estima que hay 80 millones de personas con este padecimiento. El diagnóstico debe hacerse con la sospecha clínica y la confirmación con la prueba de alta sensibilidad y específica para el trastorno.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here