El auditor, Alonso Godoy Pelayo, pagó más de 300 mil pesos para decir que su dependencia es un buen lugar para trabajar. 

De acuerdo con un informe, se afirma que desde el año 2011, la Auditoría Superior del estado ha pagado un millón 91 mil pesos en 24 certificaciones y distintivos para condecorar las oficinas que dirige Godoy. 

Aunque es una oficina de gobierno, entre estas certificaciones están la del distintivo de empresas incluyentes, con responsabilidad social, familiar y diferentes certificaciones pagadas para confirmar que tienen un sistema de gestión de calidad. 

En total son 24 certificaciones, de las cuales, sólo seis son certificaciones gratuitas que otorga la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. El resto son contratos que se han pagado principalmente a dos empresas, ANCE y American Trust Register. 

Sin embargo, el costo más elevado que ha erogado la dependencia fue precisamente la de Great Place to work, por 312 mil pesos.

Además, el resultado de estas auditorías para conseguir las certificaciones no está en línea. Con lo que la dependencia dirigida por Alonso Godoy Pelayo incumple con el artículo 8 de la Ley de transparencia del estado de Jalisco. 

Este medio solicitó el informe desde el año 2004, fecha de su llegada a la auditoría. Sin embargo, con la excusa de que no pueden dar información antes del año 2011, la Auditoría Superior negó informar el gasto total de dichas certificaciones. 

La semana pasada las principales fuerzas políticas de Jalisco afirmaron que los días de Alonso Godoy Pelayo en la Auditoría Superior del estado están contados. Será en octubre próximo cuando salga la convocatoria para elegir al remplazo del cuestionado auditor. 

Recordarás que:  Fuerzas políticas de Jalisco se pronuncian por la renovación del auditor del estado

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here