El presidente municipal de Guadalajara Enrique Alfaro, avala movilización del gremio magisterial y asegura que culpar a los maestros de las fallas en la educación del país solo generará un ambiente de violencia y descontento.

Agregó que la reforma educativa es “una broma de mal gusto” puesto que vulnera los derechos de los docentes y los responsabiliza de un modelo de educación colapsado.

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here