A una semana del enfrentamiento en Ocotlán, que dejó 11 personas fallecidas, entre ellas tres civiles que tuvieron el infortunio de pasar por el lugar de los hechos, el presidente municipal de ese municipio, Enrique Robledo Sahagún, habló por primera vez del encontronazo entre las fuerzas federales e integrantes del crimen organizado.

El funcionario afirmó que no existe un clima de intranquilidad y zozobra, a pesar de que ha aumentado el número de efectivos de la Policía Federal y personal de Ejército en la zona. Comentó que no tiene confianza ni en su sombra, pero que es necesario que la Fiscalía General del Estado (FGE) responda las dudas sobre el alcance que tiene el crimen organizado en el municipio más importante de la zona Ciénega de Jalisco.

Apenas el viernes pasado, un enfrentamiento en Ocotlán entre personal de la Gendarmería e integrantes del Cártel Nueva Generación ocasionó la muerte de cinco elementos federales, tres civiles inmiscuidos y tres civiles ajenos a los hechos.

De acuerdo con la información vertida por la Fiscalía General del Estado, esto se trató de un hecho aislado que es producto del desmantelamiento que hace la autoridad de los grupos criminales. Por estos hechos, el viernes pasado el Centro Universitario de la Cienéga tuvo que suspender clases, como una medida de precaución.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here