Luego de que el estudio elaborado por la empresa consultora Farell revelara un déficit de 57 mil millones de pesos en el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal), que lo ponen en riesgo de un colapso financiero para el año 2029, el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro exigió se realice una auditoría externa sin la participación de la Contraloría del Estado.

La auditoría examinaría el destino de las aportaciones de los trabajadores adscritos al Ipejal, desde 2009 a la fecha, periodo en el que según el estudio, el Instituto ha perdido recursos por un presunto mal manejo de fondos y corrupción, explicó el alcalde tapatío.

Alfaro Ramírez añadió que la auditoría que solicitarán en la próxima reunión del Consejo de Administración, incluirá la extensión  de la solicitud para todos los fideicomisos y el portafolio inmobiliario de Ipejal, en particular en el caso de las Villas Panamericanas, el acueducto Zapotillo-León y el desarrollo turístico en Chalacatepec.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here