El Instituto Nacional de Migración de México violó los derechos de un niño hondureño al encerrarlo con adultos y negarle atención médica tras sufrir una grave lesión mientras viajaba solo y de manera clandestina rumbo a Estados Unidos, denunció el miércoles la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En septiembre de 2013, el niño de 12 años se lastimó el antebrazo izquierdo cuando cayó de un tren de carga en el que se trasladaba por el estado de Chiapas (sureste). El menor continuó su viaje hacia el norte hasta llegar al estado de México (centro), donde fue interceptado por agentes migratorios y personal de la Cruz Roja le practicó una radiografía.

El médico responsable refirió que la lesión ameritaba una intervención quirúrgica “urgente”, pero un funcionario de migraciones realizó otra valoración en la que concluyó que el menor estaba en “buenas condiciones de salud”, explicó la comisión en su denuncia.

El niño fue recluido en la estación migratoria de Toluca y posteriormente fue trasladado a otra estación migratoria en Ciudad de México, donde “fue separado del resto de la población y encerrado en una ‘celda’ en el área de adultos por cinco días”, según el informe.

Tras la intervención de la CNDH, el niño recibió atención médica 18 días después de haber sufrido el accidente. El médico tratante declaró que “el niño debió de haber sido enviado al hospital inmediatamente después de ingresar a la estación migratoria en Toluca” pues ahora padece una mala consolidación ósea, explicó la comisión.

Este miércoles, el organismo pidió al Instituto Nacional de Migración (INM) reparar el daño ocasionado al niño, quien finalmente fue deportado a Honduras.

Contactado por la AFP, el INM no ofreció comentarios.

Después de que Washington declarara el año pasado una emergencia por la llegada de decenas de miles de menores indocumentados no acompañados,México inició una fuerte persecución a los migrantes en su frontera sur.

Mientras que Estados Unidos intercepta actualmente la mitad de menores no acompañados con respecto del año pasado -unos 23.000 en los últimos meses-, México aumentó en casi 20% estas capturas y detuvo a 6.113 menores solos de enero a mayo, según cifras oficiales.

Huir de la violencia, evitar ser reclutados por las pandillas o salir de la pobreza son las razones por las que miles de menores centroamericanos siguen viajando solos a Estados Unidos.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here