Vecinos y comerciantes que integran el Consejo Intermunicipal para la Socialización de la Línea 3 del Tren Ligero exigen que las nuevas autoridades de los municipios de Guadalajara, Zapopan y Tlaquepaque, ahora sí los escuchen y exijan que los gobiernos estatal y federal tomen medidas para mitigar el impacto de la obra en los 21 kilómetros del corredor.

Teresita Gómez Plascencia, presidenta del Movimiento de Vecinos del Centro Histórico Afectados por la Línea 3, habló de los daños causados a 322 fincas y del cierre de comercios.

El Consejo Intermunicipal tomó protesta en el Ayuntamiento de Guadalajara y está integrado por 21 personas, entre ellos regidores, representantes de los tres ayuntamientos por donde están las obras, colonos y el director del Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur), Rodolfo Guadalajara.

Carmen Rodríguez Armenta, representante de la Universidad de Guadalajara (UdeG), pidió que se defina una estrategia de información para vecinos y dueños de comercios de los tres municipios.

El coordinador del Consejo, el regidor del Partido Acción Nacional (PAN), Alfonso Petersen, afirmó que esa instancia se hará escuchar ante los gobiernos de Jalisco y de la República, para que las obras no afecten a los colonos.

El Consejo sesionará una vez al mes y en la próxima reunión, el director del Siteur se comprometió a dar una explicación detallada de las obras de la L3 tras 18 meses de trabajos.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here