Para el colectivo Caracol Urbano, el deterioro que vive el Centro Histórico de Guadalajara, no es algo casual o únicamente a raíz de las obras de la Línea 3 del Tren ligero. Héctor Robledo, integrante del colectivo, advirtió que se trata de una estrategia para dejar caer la plusvalía del primer cuadro y luego llegarán capitales nacionales o extranjeros a realizar inversiones y revalorar las propiedades, lo que desplazará a los vecinos originales.

De eso hablan las Jornadas por la Defensa del Centro Histórico de Guadalajara que revisa los casos de los barrios de Mexicaltzingo, el Parque Morelos, el Santuario y la zona aledaña al Mercado Corona.

Las Jornadas se realizan del 1 al 4 de octubre. El sábado se hará un recorrido por las fincas afectadas por las obras de la Línea 3 y el domingo habrá otro recorrido en torno al Mercado Corona.

El propósito de las Jornadas por la Defensa del Centro Histórico es conocer las transformaciones urbanas que lo afectan, sus costos sociales y las resistencias que se están activando en torno a la amenaza de despojo por parte de vecinos y comerciantes.

Héctor Robledo dijo que las obras de la Línea 3 afectan las fincas históricas y dañan a los comercios, cuando a la altura del Santuario, la Línea 1 pasa a cinco cuadras del nuevo trazo.

El colectivo español Left Hand Rotation, ha estudiado los casos de 14 ciudades en siete países, entre ellos la Ciudad de México y Lima, donde dos mercados públicos se incendiaron, en circunstancias muy parecidas al incendio del Mercado Corona en Guadalajara.

Los activistas españoles dijeron que solo la unión de los vecinos afectados puede detener proyectos que buscan desplazarlos como habitantes originarios.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here