Para “aliviar” en parte la crisis del agua que se vive en las poblaciones de San Pedro Itzicán, Agua Caliente, Chalpicote, La Zapotera y Santa María de la Joya, es “urgente” que la Comisión Estatal del Agua (CEA) envié pipas lo antes posible para dar agua potable a ocho mil habitantes del municipio de Poncitlán, donde hay casos severos de enfermedades renales, afectación a los pulmones e incluso malformaciones, por beber agua contaminada.

El llamado lo hicieron el Foro Sociambiental, Red Ciudadana AC y la Fundación Cuenca Lerma-Chapala-Santiago.

Los ambientalistas estuvieron acompañados de habitantes afectados quienes toman agua de un nacimiento de agua termal, situado a unos metros del Lago de Chapala.

Varios de ellos padecen insuficiencia renal y hay niños como Agustín Díaz de 11 años de edad, quien tiene una malformación en su mano derecha. 

Los pobladores de las cinco comunidades ribereñas del municipio de Poncitlán exigen que se perforen ya nuevos pozos de agua de buena calidad, cueste lo que cueste.

Equipo Editorial
Equipo Editorial

Últimas noticas de Equipo Editorial (ver todos)

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here