La mortandad de peces de la Laguna de Cajititlán es el resultado de una falta de responsabilidad, que va desde el poco cuidado de los recursos naturales por parte de la ciudadanía, el exceso de tóxicos derramados por las empresas en el manto acuífero, y la falta de acciones concretas de los gobiernos municipal y estatal para erradicar la contaminación, aseguró Felipe Íñiguez Pérez de la Red de Cajititlán, Por un lago vivo.

El activista señaló a las empresas Monsanto y Peñafiel como algunas de las principales responsables del desecho de residuos contaminantes en la laguna, así mismo, agregó que el problema está en el nombramiento del mismo como vaso receptor.

Felipe Íñiguez calificó como desacertada la versión de la muerte de los peces por una causa cíclica, con la teoría de que si los microorganismos de un ecosistema sufren daños es por la falta de capacidad de los mismos por limpiar el exceso de tóxicos.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here