Para el presidente de la Academia Mexicana de Pediatría, Arturo Perea Martínez más que discutir o pronunciarse en contra de los temas de educación sexual en los libros de texto del nivel básico u oponerse a que las parejas del mismo sexo adopten o atiendan a los niños y niñas debe haber una cultura de derecho, de equidad y de respeto.

Con relación a las nuevas formas de convivencia familiar, el presidente del máximo órgano para analizar y establecer políticas públicas para atención médica de la población infantil mexicana se pronunció porque el gremio pediátrico atienda con base en el respeto y el derecho a estas familias.

Lamentó que los hijos de las familias homoparentales sean excluidos de reuniones sociales, esto los afecta más emocionalmente que tener como padres o madres del mismo sexo.

El próximo fin de semana se llevará a cabo en la ciudad de Guadalajara dos marchas por la familia: el sábado quienes se pronuncian en contra de las parejas homoparentales, educación sexual infantil y el domingo por quienes están a favor de estos conceptos.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here