Sin haber concluido al cien por ciento los trabajos, la calle López Cotilla se abrió a la circulación,  donde el alcalde tapatío Ramiro Hernández en su último día de administración,  acompañó al gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval a inaugurar la obra.

Los comerciantes en su mayoría del ramo restaurantero, dijeron que valió la pena la espera, pero lamentaron que los trabajos se enfocarán en un sólo tramo, debido a que en la zona de Chapultepec, no pusieron atención en las bancas, arbolado y jardineras, pero lo importante era reactivar la zona ya que las pérdidas alcanzaron del 70 al 90 por ciento en algunos comercios.

Por su parte, el secretario de Infraestructura y Obra Pública, Roberto Dávalos López aceptó que la obra tiene un avance del 93 por ciento y que faltan detalles que serán solucionados la próxima semana.

Al cuestionarlo sobre las curvas que tiene la calle del llamado corredor gastronómico, Roberto Dávalos señaló que se trata de imagen.

La obra duró tres meses y tuvo un costo de 43 millones de pesos, en el tramo que va de Chapultepec a la avenida de Francisco Javier Gamboa. Faltarán algunas semanas para que el cableado del alumbrado público quede de forma subterránea, sin embargo, la adecuación tendrá un costo que se sumará al proyecto de la zona gastronómica de López Cotilla.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here