Las jornadas de ocho horas que se supone son un requisito para certificar rutas del transporte público, están solo en el papel.

La realidad es que 96 por ciento de los 14 mil operadores que trabajan en el transporte público, exceden ese horario de labor diaria, e incluso 23 por ciento trabaja turnos de más de 13 horas, informó Luis Alfonso Martínez Martínez, representante del Instituto Pegasso, que se dedica a capacitar en diversos oficios y que elaboró una encuesta con valor estadístico a 323 conductores.

De acuerdo con el estudio, 61 por ciento de los conductores que ya han acudido a los cursos de capacitación obligatorios que exige la Secretaría de Movilidad (Semov), no sirven.

Por ello, Luis Alfonso Martínez dijo que el Instituto Pegasso diseñó un plan de estudios para una carrera de conductor de transporte público, y para ello solicitó el Registro de Validez Oficial de Estudios (RVOE), ante la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología (SICyT).

Una estrategia que el gobierno estatal y las empresas de transporte público han desdeñado es la contratación de mujeres para conducir un camión o un minibús.

En este momento, de los 14 mil conductores, apenas 16 son mujeres, dijo Gabriela Venegas, capacitadora.

Otro dato que revela las condiciones en que trabajan los choferes es que 90 por ciento de las rutas no cuentan con sanitarios al final de los derroteros, ni tampoco tienen espacios adecuados para comer y descansar.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here