Los trabajadores informales en empresas constituidas formalmente, con plantillas de más de 50 empleados, es la población objetivo de la segunda etapa del Programa Nacional de Formalización del Empleo que iniciará el gobierno federal próximamente.

El subsecretario de Inclusión Laboral, de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social federal, Ignacio Rubí Salazar indicó que existen 7.8 millones de trabajadores en estas condiciones, incluso en los tres niveles de gobierno, en los que cobran por honorarios o listas de raya.

Advirtió que sólo se cambiará esta situación, si se mejora la operación y funcionamiento de las instituciones de seguridad social, sin precisar  si esta fase del programa nacional incluye la reforma  al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El funcionario federal ofreció una conferencia para dar a conocer que están por relanzar  este programa, con la intención de formalizar este mismo año a 200 mil trabajadores.

Recordó que lograron que 300 mil personas abandonaran la actividad económica informal en la primera etapa, que estuvo apuntalada en el Régimen de Incorporación Fiscal y Régimen de Incorporación a la Seguridad Social.

Rubí Salazar reconoció que este proceso es obstaculizado por un pobre crecimiento económico,  por la ineficiencia del IMSS que ahuyenta a los trabajadores, quienes han visto una mejor opción en el Seguro Popular y por la proliferación de Programas Sociales que llegan  a  población que no los necesita. 

Sin dar todavía detalles de la segunda etapa del programa de formalización del empleo, la Secretaría de Trabajo estatal se fijó una meta de formalización de 32 mil trabajadores.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here