Aunque hay un subregistro de pacientes con hemofilia en Jalisco, la entitdad ocupa el segundo lugar a nivel nacional con mayor número de niños y niñas registrados en el sistema de salud, pues se estima que el 10 por ciento del total de los casos vive en la zona metropolitana de Guadalajara (ZMG).

Para este tipo de enfermedad no hay cura, con el tiempo los pacientes llegan a presentar discapacidad por los problemas relacionados con las articulaciones (codo, rodillas, tobillos) e infecciones como hepatitis B, hepatitis C e incluso el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

En la actualidad este tipo de infecciones son bajas, se llegan a presentar en caso de realizarse transfusiones de derivados de sangre, señaló la hematóloga pediatra del Hospital General de Occidente (HGO) de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), Natalia Padilla Durán.

En la clínica de hemofilia del hospital conocido como “Zoquipan” se atienden a 40 niños, niñas y adolescentes de los estados de la zona Occidente del país, y de los municipios del interior del estado como Tepatitlán, Ameca y Puerto Vallarta.

Pese a que el país está en pañales con el tipo de tratamiento que se otorga a los pacientes con hemofilia, Padilla Durán aseguró que la calidad de vida es normal por el apego que hay al mismo y la capacitación constante de los profesionales de la salud y de las familias. 

Urban beat

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here