Pentágono frontera
Fotografía: AFP
Washington, Estados Unidos.

El Pentágono anunció el martes la apertura de una investigación interna sobre el envío por el presidente Donald Trump de tropas estadounidenses a la frontera con México para combatir la inmigración ilegal.

La Oficina del Inspector General del Departamento de Defensa, un organismo independiente responsable de las investigaciones internas del gobierno, remitió una carta al secretario de Defensa, Mark Esper, y a funcionarios clave del Pentágono, informándoles sobre el inicio de la pesquisa y solicitándoles su cooperación. 

Esper renovó el despliegue militar en la frontera con México hasta finales de septiembre de 2020.

Según un portavoz del Pentágono, Chris Mitchell, unos 3 mil 900 soldados activos y 2 mil 600 reservistas de la Guardia Nacional están actualmente desplegados en la zona limítrofe con México.

Esta alta cifra se debe a la rotación de unidades y se espera que disminuya a 2.400 soldados activos para fin de año.

La investigación del inspector general se centrará en “el uso efectivo que se hace de los militares estadounidenses en apoyo de las operaciones de seguridad fronteriza en Estados Unidos”, así como en su capacitación, en particular con respecto a sus interacciones con los civiles, según el documento.

Los militares estadounidenses no tienen derecho a buscar, detener o arrestar a civiles, de acuerdo con la “Posse Comitatus Act”, una antigua ley que buscaba impedir la utilización del Ejército contra los propios ciudadanos estadounidenses. 

El inspector general también investigará el costo de este despliegue y considerará si es legal reasignar a esta operación fondos del Congreso para otros fines, dice el documento.

En 2019, Estados Unidos enfrentó una explosión de cruces ilegales desde México, principalmente de centroamericanos que huían de la violencia y la miseria en sus países.

Esta afluencia ha provocado una crisis en la frontera con refugios superpoblados y condiciones sanitarias deplorables.