Hamburgo, Alemania.

Una disputa curiosa: Yoko Ono, la famosa viuda del mítico cantante británico John Lennon, demandó hace unos meses a un bar de Hamburgo. La razón, el nombre del establecimiento, “Yoko Mono“, puede dar lugar a equívocos. Ahora un tribunal decidirá si debe o no cambiar el nombre.

Durante 17 años, Yoko Ono no pareció interesarse por el nombre del local. Quizá porque la viuda de uno de los miembros fundadores de “The Beatles” reside en Nueva York, a miles de kilómetros de distancia de la ciudad del norte de Alemania. Sin embargo, un buen día, el dueño del bar “Yoko Mono” recibió una carta en la que se le reclamaba modificar el nombre de su popular establecimiento.

El Tribunal Regional de Hamburgo dio la razón a la demandante y el 12 de julio se expidió un recurso de urgencia, incluida una amenaza penal de 250 mil euros.

El dueño del bar, Nima Garous-Pour, solo puede sacudir la cabeza ante el comportamiento de la rica viuda de Lennon. “Que alguien pueda apelar a la ley desde otro continente para denunciar a un pequeño bar es algo que encuentro absurdo“, declaró durante la comparecencia en octubre a la cadena alemana NDR.

No obstante, Garous-Pour cambió el nombre del bar a “Mono” sin vacilar tras recibir el requerimiento. Se espera que el Tribunal dé a conocer este viernes si confirma el recurso de urgencia o no. Todo apunta a que la Justicia se inclina por poner fin al nombre de “Yoko Mono“. En octubre ya quedó bastante patente que el Tribunal se inclina por confirmar el recurso de urgencia, declaró un portavoz del mismo.

También el abogado de Garous-Pours, Jens Kristian Peichl, cree que tendrán que afrontar una derrota. “Tememos que vamos a perder“, declaró hoy a dpa. En ese caso se reservan la posibilidad de recurrir la sentencia. A pesar de todo, él sigue sin ver que exista confusión alguna entre los dos nombres que pueda llevar a la gente a preguntarse cosas como si la viuda de Lennon es la dueña del local.

Garous-Pour, que entre tanto ha movido su bar “Mono” al barrio Neustadt de Hamburgo, no pierde el humor. De acuerdo con el diario regional “Hamburger Abendblatt”, sus clientes le habrían sugerido mantener la antigua página de Facebook “Yoko Mono“. “Nos podéis llamar como queráis: Yoko, Mono, Yono, Moko, Moko Yono o como os plazca. Seguiremos fieles a nosotros mismos“, declaró al mismo tiempo que agregó en recuerdo al clásico de The Beatles: “Siempre pensar en que: All you need is love!”

No es la primera vez que la viuda de Lennon acude a los tribunales por una cuestión relacionada con un nombre. En septiembre se dio a conocer que una empresa polaca de refrescos no podía usar más el nombre de “John Lemon“. Sus abogados justificaron la demanda alegando que la compañía quería valerse del nombre del mítico Beatle para vender más limonada. Esto podría afectar también a Garous-Pour y su otro bar en Hamburgo llamado precisamente “John Lemon“.