Video: AFP

La dirigente birmana Aung San Suu Kyi dijo que Birmania está lista para organizar el retorno de los 410 mil refugiados rohinyás que huyeron a Bangladés, pero sin anunciar medidas contra lo que la ONU califica de “limpieza étnica“.