Video: AFP

Es la nueva sensación de Tailandia: una pastelera que ha alcanzado un súbito éxito gracias a pasteles que lucen como materia fecal.