La oposición venezolana logró el aval del poder electoral para avanzar hacia un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, aunque aún le queda un largo trecho para lograr que la consulta no sólo se concrete, sino que también sea este año.

“Cumplieron con el requisito del 1 por ciento del padrón electoral de validación de manifestaciones de voluntad”, anunció la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, al informar que la oposición consiguió las 200.000 firmas para pedir la activación de la consulta.

La coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tendrá ahora dos días para hacer la solicitud. El CNE debe responder en un máximo de 15 días continuos y luego fijar en 15 días hábiles la fecha y centros de recolección de cuatro millones de firmas, necesarias para convocar a la consulta.

“Es muy probable que la convocatoria sea en la primera semana de septiembre. Eso quiere decir que tendremos referendo revocatorio antes de la última semana de diciembre de 2016”, manifestó el portavoz de la MUD, Jesús Torrealba.

Para ir a la siguiente etapa, la MUD exigía desde la semana pasada el pronunciamiento del CNE, al que acusa de aliado del gobierno y de retrasar todo para evitar que la consulta se haga antes del 10 de enero de 2017.

Ese límite es clave. Si el referendo se realiza este año y Maduro pierde, habrá elecciones; pero si es revocado después de esa fecha, los dos años de mandato que faltarían los completará su vicepresidente.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here