Dos bebés panda nacieron en el zoológico de Viena fruto de una concepción natural, un hecho poco común en situación de cautividad, anunció este martes el establecimiento.

Según la tradición china, se les otorgará un nombre a los bebés 100 días después de su nacimiento, máxime cuando la mortalidad de los pandas recién nacidos puede alcanzar el 50 por ciento.

La pareja de pandas Yang Yang (la madre) y Long Hui (el padre), ambos de 16 años y prestados por China en 2003, ya habían engendrado tres jóvenes pandas, Fu Long en 2007, Fu Hu en 2010 y Fu Bao en 2013.

Pero este último es el primer nacimiento de gemelos, un acontecimiento aún más extraordinario si se tiene en cuenta que el zoo austríaco no practica la inseminación artificial.

Las hembras panda son fértiles sólo dos o tres días al año.

Los dos bebés, que todavía no tienen pelo, miden 15 centímetros. En base a su política, el zoo no interviene en su cría, que recae exclusivamente en la madre. El establecimiento sigue su evolución con una cámara.

La primera salida “pública” de los jóvenes pandas fuera de la cabina donde se encuentra Yang Yang está prevista a finales de año, según el comunicado.

El nacimiento de bebés panda atrae a miles de visitantes al zoo de Viena, instalado en el parque de la antigua residencia imperial de Schönbrunn y el más antiguo del mundo en actividad.

El contrato de préstamo entre el establecimiento y Pekín, prolongado en 2013 durante diez años, prevé que los pandas nacidos en Viena se entreguen a China dos años después. A esa edad, en un estado salvaje, ya pueden emanciparse.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here