Video: AFP

El Cristo de Bojayá, testigo de la masacre, en 2002, de decenas de civiles durante enfrentamientos entre las FARC y grupos paramilitares, viaja hacia Villavicencio, donde el papa Francisco oficiará el viernes una oración por la reconciliación nacional.