Un potente terremoto de magnitud 7,8 dejó este sábado cerca de 1.200 muertos en Nepal, según un balance aún provisional, provocando cuantiosos daños materiales en ese país, y alcanzando a los vecinos India, China y Bangladesh.

“El balance ha alcanzado los 1.170 muertos”, anunció a la AFP el portavoz de la policía nepalí Kamal Singh Bam, si bien se espera que el balance final sea mucho más alto.

“Ha habido muertos en todas las regiones excepto en el extremo oeste. Todo nuestro personal de seguridad ha sido desplegado para rescatar y atender a los afectados”, había explicado previamente el portavoz.

Varias decenas de personas han fallecido asimismo en India y China.

Los mayores daños se registraron en Katmandú donde el sismo, que se produjo hacia el mediodía (06H11 GMT), desató el pánico entre la población, que salió a las calles despavorida, y arruinó a numerosos edificios.

La histórica torre Dharahara, una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad, no resistió las sacudidas y sus nueve pisos se vinieron abajo dejando un montón de escombros. 

“Todo empezó a temblar. Todo se caía. Las paredes en torno a la vía principal se derrumbaron. Las puertas de los estadios colapsaron”, dijo Anupa Shrestha, un residente de la zona. 

Propuestas de ayuda del extranjero 

El terremoto cortó vías de acceso a la capital y causó daños en el aeropuerto internacional de Katmandú, que tuvo que cerrar “por motivos de seguridad”, según su director, Birendra Prasad Shrestha.

Las agencias humanitarias en el terreno tenían dificultades para evaluar la magnitud de los daños materiales y de las necesidades de la población. “Tratamos de evaluar la magnitud de la catástrofe”, confiaba a la AFP un responsable de la ONG Médicos del Mundo.

Las comunicaciones, la electricidad y el agua corriente han quedado cortadas, indicó la ONG Oxfam, que “se prepara a llevar agua potable y artículos de primera necesidad”, según la directora de su oficina en Nepal, Cecilia Keizer.

Por otra parte, responsables locales señalaron que una avalancha causada por el terremoto dejó 10 muertos, “incluidos alpinistas extranjeros”, en el campo base del Everest, donde cientos de montañistas se habían reunido ante el comienzo de la temporada anual de escalada. 

“El alud del Monte Pumori alcanzó el campo base y sepultó una parte”, indicó a la AFP Gyanendra Kumar Shrestha, del ministerio nepalí de Turismo. 

A lo largo del día, empezaron a llegar las primeras propuestas de ayuda desde el extranjero.

Estados Unidos anunció el envío de un equipo de salvamento y el desbloqueo de una partida de un millón de dólares para asistencia a Nepal, según la agencia estadounidense de ayuda USAID.

Noruega, por su parte, prometió 30 millones de coronas (3,5 millones de euros) de ayuda humanitaria. Francia, Alemania y China mostraron igualmente su disposición a ayudar.

India y Bangladesh 

Según el Instituto americano de geofísica (USGS), el sismo, de magnitud 7,8 en la escala de Richter, se produjo a 80 kilómetros en el noroeste de Katmandú.

El terremoto duró entre 30 segundos y dos minutos y se sintió en varias zonas del norte de India, confirmó Laxman Singh Rathore, director general del Departamento Meteorológico de India, que aseguró que se produjo una réplica de magnitud de 6,6, 20 minutos después del primer sismo.

Fuera de Nepal, al menos 26 personas murieron en India, sobre todo en el Estado oriental de Bihar.

Según la agencia de noticias china Xinhua, dos personas, entre ellas una mujer de 83 años, murieron en Tíbet como consecuencia del terremoto. 

El sismo también se sintió en varias regiones de Bangladesh, provocando escenas de pánico en la capital Dacca, donde los habitantes salieron corriendo a las calles.

En una fábrica textil de Savar, en las afueras de Dacca, al menos 50 trabajadores resultaron heridos en una estampida provocada por el terremoto.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here