Twitter despedirá 336 empleados, un 8% de su plantilla, en la primera medida tomada por Jack Dorsey, quien volvió a las riendas de la empresa para fidelizar usuarios y hacerla ganar dinero.

La medida se anunció menos de una semana después de que Dorsey, uno de los fundadores de Twitter, regresara a la presidencia de la compañía en un esfuerzo por revivir el crecimiento de esa red social con sede en San Francisco.

“Tomamos algunas decisiones duras pero necesarias para permitir a Twitter moverse con un enfoque más amplio y reinvertir en su crecimiento”, dijo Dorsey, de 38 años, en un tuit en el que anunció el plan.

La semana pasada, Twitter lanzó en Estados Unidos una herramienta denominada “Moments” que permite acceder rápidamente a “lo mejor de Twitter” y de esa forma hacer que los usuarios no se pierdan los principales mensajes o tendencias de la jornada.

Twitter viene batallando para expandirse por encima de los 300 millones de usuarios, una cifra menor a la de Instagram y muy lejana a la de Facebook. 

Twitter hace frente también a los sistemas de mensajería Snaphat o WhatsApp. Twitter reivindica 316 millones de usuarios pero apenas el 44% se conecta todos los días. A modo de comparación, el 65% de los 1.490 millones de usuarios de Facebook accede cotidianamente a esa red social.

“Hacemos una reorganización de nuestros efectivos para colocar a nuestra empresa en un camino de crecimiento sólido”, afirmó Dorsey en una carta a los empleados y adjuntada a las autoridades bursátiles.

El personal de los departamentos de productos e ingeniería serán los más afectados, dijo Twitter, lo cual confirma que el mayor problema de la compañía es el producto, comentó Shebly Seyrafi de la firma FBN Securities.

El grupo californiano, que empleaba a 4.100 personas a fines de junio, no dio detalles de cómo se repartirán los despidos.

La reducción de personal costará unos 290 millones de dólares, especialmente en indemnizaciones. Los gastos de reestructura, en tanto, serán de 5 y 15 millones de dólares.

“El mundo necesita un Twitter fuerte y este es otro paso hacia el futuro”, dijo Dorsey.

Añadió que se instrumentará un plan para cambiar la forma de trabajo y saber lo que se necesitará para ese trabajo.

Dorsey dirigió Twitter de 2007 a 2008 y en el pasado verano boreal estuvo a cargo de la transición tras la salida del anterior responsable de la compañía Dick Costolo.

Ahora deberá repartir su tiempo entre Twitter y el sistema de pagos en línea Square, que está bajo su dirección y se apresta a empezar a cotizar en Bolsa.

Para muchos analistas, Dorsey es el potencial salvador de Twitter para que esa red social vuelva a crecer y además ampliar su audiencia.

Lou Kerner, fundador y director de Social Internet Fund, comentó que la reorganización de Twitter “es una señal positiva de que Dorsey habla en serio acerca de los cambios, aunque ellos sean duros, para que Twitter vuelva a ser una gran compañía nuevamente”.

“Es un gran desafío porque deberá hacer cambios audaces para comprometer a quienes ya han probado Twitter y no se sienten atados a la red social y sin molestar a los usuarios que ya aman a Twitter”, afirmó Kerner.

“Sin embargo, dado el contexto de Dorsey y su inmenso talento, creo que es la persona más calificada para intentarlo”, dijo Kerner.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here