Seúl, Corea del Sur.

La República de Corea y la República Popular Democrática de Corea (RPDC) detuvieron hoy jueves los actos militares hostiles en la zona fronteriza, tal y como sellaron ambos Ejércitos en un acuerdo firmado por los jefes de defensa durante la cumbre intercoreana de Pyongyang en septiembre.

Según explicó el Ministerio de Defensa surcoreano en un comunicado, los dos países pusieron fin a todos los actos hostiles entre sí por tierra, mar y aire a partir de las artillería 12:00 de la medianoche hora local del jueves (15:00 GMT del miércoles).

El acuerdo militar fue firmado el 19 de septiembre en la capital de la RPDC en los márgenes de la tercera cumbre entre el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el máximo líder de la RPDC, Kim Jong Un.

En virtud del pacto, las dos partes se comprometen a detener los ejercicios de artillería con fuego real y las maniobras de campo llevadas a cabo por regimientos o unidades mayores en un radio de cinco kilómetros desde la línea de demarcación militar (LDM) que divide a ambos países.

Las operaciones con drones, helicópteros y otro tipo de aeronaves quedan prohibidas en un radio de 40 kilómetros desde la LDM.

Además, quedan también prohibidos los ejercicios de artillería en la línea costera y de maniobras marítimas en las aguas orientales y occidentales.