Santiago, Chile.

El candidato presidencial de derechas Sebastián Piñera encabeza los resultados de las elecciones de Chile realizadas el domingo con el 36,64 por ciento de los votos, escrutado el 99,94 por ciento de las mesas, informó hoy la autoridad electoral.

De acuerdo con el último boletín del Servicio Electoral (Servel) de Chile publicado a las 11:20 hora local (14:20 GMT), el principal rival de Piñera, el aspirante de centro izquierda Alejandro Guillier, obtuvo el 22,7 por ciento de los sufragios.

Sebastián Piñera y Alejandro Guillier
Diseño: AFP

A falta de proclamación oficial, ambos candidatos presidenciales pasan a una segunda ronda electoral que se llevará a cabo el 17 de diciembre próximo.

En tercera posición de los comicios del domingo aparece la líder del conglomerado de izquierda Frente Amplio, Beatriz Sánchez, con el 20,27 por ciento, resultado mucho mejor del augurado en las encuestas, con lo que irrumpe con fuerza en la escena política chilena.

En la posición del escrutinio continúan el candidato ultraderechista José Antonio Kast con el 7,93 por ciento de los sufragios.

La líder de la Democracia Cristiana, Carolina Goic, obtuvo el 5,88 por ciento de los votos, mientras que el aspirante progresista Marco Enríquez-Ominami, quien se presentó por tercera vez, sumó el 5,71 por ciento.

Los otros dos aspirantes a la presidencia registraron porcentajes de votación inferiores al 1 por ciento, en tanto que se contabilizó 0,98 por ciento de votos nulos y 0,59 por ciento en blanco.

En las elecciones presidenciales de Chile se requiere más del 50 por ciento de los votos para ser proclamado nuevo mandatario, por lo que el próximo presidente del país austral se decidirá en una segunda vuelta que ya preveían los sondeos.

A los comicios del domingo concurrieron ocho candidatos presidenciales y 132 aspirantes a senadores para 23 escaños, 960 a diputados para 155 asientos y 1.650 a consejeros regionales.

Piñera ya dirigió Chile entre 2010 y 2014, y se presentó como el abanderado del crecimiento económico y la seguridad ciudadana.

Guillier, a su vez, parte como la gran esperanza del centro izquierda, quien al final de la campaña apareció como el continuador del legado de la actual presidenta, Michelle Bachelet.

Los resultados de las elecciones confirman la tendencia que apuntaban las encuestas, que situaban a Piñera y a Guillier en la segunda vuelta.

Sebastián Piñera obtuvo menos porcentaje de voto del que proyectaban los sondeos, que situaban su apoyo por encima del 44 por ciento e incluso algunos registraban que podía salir ganador en la primera ronda electoral.

En la segunda vuelta recibirá gran parte de los apoyos de Kast, quien ya pidió a sus votantes que apoyen al candidato de Chile Vamos el próximo 17 de diciembre.

A cambio, Piñera agradeció el gesto felicitando al ultraderechista por su “gran resultado”.

Por su parte, Guillier tendrá que luchar por aglutinar el apoyo de centro izquierda que esta vez se decidió por otras opciones como Carolina Goic, quien ya aceptó su derrota, o Marco Enríquez-Ominami, quien felicitó al aspirante de centro izquierda y pidió el voto para él.

Tendrá que pelear de manera especial por la confianza de los votantes de Beatriz Sánchez, quien dio la sorpresa al obtener un gran resultado y convertirse en una protagonista importante del nuevo tablero político e incluso en una potencial líder de la izquierda chilena.

La abstención, que se presumía como la gran enemiga de la fiesta de la democracia chilena, no fue tan alta como se presumía, y la jornada se desarrolló con total normalidad.