La agencia espacial rusa Roscosmos anunció el sábado que había “perdido” el satélite mexicano Centenario, previsto para suministrar servicios móviles de voz, datos y video, al producirse un fallo en el lanzamiento del cohete portador.

Unos ocho minutos después de “lanzarse el cohete Protón-M con el satélite MexSat-1, se produjo una situación de emergencia en los motores del tercer piso del cohete”, señaló Roscosmos en un comunicado, usando la denominación otorgada inicialmente al satélite Centenario.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes mexicana explicó en un comunicado que la empresa International Launch Services (ILS), responsable del lanzamiento del satélite Centenario, le había comunicado que la misión falló “en tercera etapa del lanzamiento, aproximadamente 490 segundos después de haber despegado el cohete”.

James Kramer, vicepresidente de ventas de ILS, transmitió al gobierno mexicano y a Boeing sus “disculpas sinceras” e indicó que las autoridades rusas habían abierto una investigación, que podría durar dos meses, para esclarecer lo ocurrido . 

“Obviamente, todos los lanzamientos de Proton están suspendidos, a la espera de la investigación y de la implementación de acciones para asegurarnos de que este accidente no se vuelve a producir en el futuro”, insistió Kramer.

La secretaría mexicana indicó que para octubre está previsto el lanzamiento del satélite Morelos 3, desde Cabo Cañaveral, a cargo de la empresa Lockheed Martin Commercial Launch Services, “con el propósito de cumplir con las mismas funciones de conectividad que el satélite Centenario: proporcionar servicios móviles de voz, datos y video para personas, vehículos terrestres, aeronaves y buques”.

Además, precisó “que el Satélite Centenario cuenta con los seguros comerciales de cobertura amplia que amparan al ciento por ciento la inversión realizada por el Estado Mexicano”.

Fragmentos del cohete caen en Siberia 

El lanzamiento se había realizado a las 05H47 GMT desde el cosmódromo ruso de Baikonur, en Kazajistán.

Fragmentos del cohete, que contenía varias toneladas de combustible tóxico, cayeron en la región de Chita, en Siberia, aunque la mayor parte se desintegró en la atmósfera, informaron fuentes de la agencia espacial. 

“El tercer piso del Protón-M y la etapa superior cayeron desde una altura de unos 160 kilómetros, esto debería bastar para que todos los fragmentos se quemaran en la atmósfera”, agregó otra fuente a la agencia de noticias TASS.

El vicepresidente de ILS confirmó que la mayor parte del aparato se habría desintegrado y que las partes restantes habrían caído en Siberia.

Mark Spiwak, presidente de Sistemas Internacionales de Satélites de Boeing, se dijo “decepcionado y entristecido por la pérdida del satélite mexicano. “Es un día triste para la industria”, aseguró. 

El gobierno de México había indicado el mes pasado que Centenario iba a tener una vida útil de 15 años y ser funcional dentro de 10 meses, una vez terminado el proceso de despliegue de su antena de 22 metros por 26.

México inició en 2012 un programa de renovación de satélites denominado Sistema MexSat. 

En diciembre de ese año lanzó desde la Guayana Francesa el satélite Bicentenario, cuyo objetivo era ampliar la cobertura de banda ancha para internet de alta velocidad y telefonía satelital, suministrando el servicio a instituciones clave como las secretarías de Defensa Nacional y Marina, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional y la fiscalía general.

El incidente con el satélite mexicano es el segundo fallo de la agencia espacial rusa en 24 horas. 

Horas antes no se pudieron activar a tiempo los motores de una nave Progress M-262M, amarrada a la Estación Espacial Internacional (ISS), que debían corregir su órbita, informó Roscosmos.

“Estamos presenciando una degradación sistemática de la producción en el sector espacial ruso”, explicó una fuente de la industria espacial a Ria Novosti

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here