MoscúRusia.

Rusia expulsó a más de 50 diplomáticos de 23 países el viernes en una exacta réplica a las medidas adoptadas por esas naciones tras el envenenamiento de un ex espía ruso en Reino Unido.

Los embajadores de 23 países entre ellos el de Francia, de Gran Bretaña, Alemania, Italia, Canadá o Polonia, fueron convocados el viernes por el ministerio de Relaciones Exteriores ruso para notificarles las medidas de expulsión.

“Se les remitió una nota que dice que en protesta por las acusaciones insensatas y las expulsiones de diplomáticos rusos (…), Rusia declara ‘persona non grata’ a la cantidad correspondiente de empleados diplomáticos”, anunció el ministerio en un comunicado.

Moscú expulsó así a la misma cantidad de diplomáticos que los efectivos rusos expulsados por cada país. Cuatro diplomáticos de Alemania, Francia y Polonia deberán por ejemplo partir de Rusia.

Trece diplomáticos ucranianos deberán asimismo abandonar el territorio ruso, la idéntica cantidad de rusos que fueron obligados a dejar Kiev esta semana.

Las medidas anunciadas el viernes llevan a la expulsión de 58 diplomáticos, una cifra a la que deberán añadirse las eventuales represalias de Moscú contra Macedonia, que aún no fueron anunciadas, a pesar de que Skopje expulsó a un diplomático ruso.

Este sábado, el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, comunicó que Rusia le dio un plazo de una semana a dos diplomáticos australianos para abandonar su territorio, en represalia por la expulsión de dos diplomáticos rusos por Canberra.