Buenos AiresArgentina

Las expresidentas de Argentina, Cristina Kirchner, y de Brasil, Dilma Rousseff se reunieron este sábado durante una visita privada de la exmandataria brasileña a Buenos Aires.

“Entrañable encuentro en mi casa con la compañera Dilma”, escribió Kirchner (2007-2015) en su cuenta de Twitter al divulgar una fotografía de ambas en su departamento del barrio de Recoleta en Buenos Aires.

Kirchner, que asumirá el domingo su banca como senadora nacional, afronta un pedido de desafuero y arresto de un juez federal que la acusa por supuesto encubrimiento de iraníes en la investigación del atentado a una mutual judía en 1994 que causó 85 muertos.

“Entre otros temas, conversamos sobre una realidad que se está imponiendo en nuestros países. Un proceso que se denomina mundialmente Lawfare -en español traducido como guerra jurídica- y consiste en la utilización del aparato judicial como arma para destruir a la política y a los líderes opositores”, relató Kirchner.

Rousseff fue sometida a juicio político en su país y sacada del gobierno en 2016, cuando asumió su compañero de fórmula Michel Temer, actualmente también investigado por supuesta corrupción.

“El objetivo es el mismo en Brasil y acá: ocultar el desastre económico que están llevando a cabo los gobiernos neoliberales en la región”, sostuvo Kirchner sobre los varios procesos judiciales que afrontan ambas exmandatarias en sus respectivos países.

Rousseff llegó a Buenos Aires procedente de Montevideo donde participó de un Congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología (ALAS) junto al expresidente uruguayo, José “Pepe” Mujica.