frontera
Fotografía referencial: El Diario Hoy
Washington, Estados Unidos.

Las primeras de damas de Guatemala, Patricia Marroquín de Morales, y Honduras, Ana García de Hernández, visitaron la frontera entre México y Estados Unidos acompañadas por el secretario de Seguridad Nacional en funciones de EEUU, Kevin McAleenan, informaron este sábado autoridades en Washington.

Las primeras damas, junto a funcionarios de los Gobiernos de sus países y del comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), John Sanders, hicieron un recorrido el pasado jueves por el sector del Valle del Río Grande, detalló en un comunicado el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés).

McAleenan destacó, citado en el comunicado, que esta semana “delegaciones de Guatemala y Honduras pudieron ver de primera mano la crisis humanitaria y de seguridad en la frontera“.

La primera dama de Honduras destacó la importancia de trabajar “de la mano con el Gobierno de EEUU para identificar el flujo de inmigración irregular, analizar los incentivos para la migración y crear las condiciones de apoyo y bienestar para las personas en los países del Triángulo Norte, para que esas familias construyan su futuro en sus propias naciones”.

Por su parte, la ministra de Relaciones Exteriores de Guatemala, Sandra Jovel, señaló, en un video que subió en su Twitter y citado en el comunicado, que los procesos para entrar a EEUU con niños “son mucho más largos también y ponen en peligro de la vida de sus hijos y sus vidas”.

“Un llamado a los guatemaltecos: por favor, también sepan que no es garantía que vengan con los menores, no es garantía que puedan entrar a Estados Unidos si vienen con niños”, agregó.

También hicieron parte de las comitivas el ministro de Relaciones de Gobierno de Guatemala, Enrique Antonio Degenhart, y la secretaria de Exteriores de Honduras, María D. Agüero, entre otros funcionarios, añadió la nota de prensa.

El pasado 5 de junio, la CBP reveló que los arrestos en mayo subieron a 132 mil 887, por encima de los de marzo y abril, cuando se contabilizaron 92 mil 840 y 99 mil 304 detenciones, respectivamente.

De esos inmigrantes, un total de 11.507 menores no acompañados fueron arrestados por las autoridades estadounidenses, mientras 84 mil 542 eran miembros de familias y 36 mil 838, adultos solos.

Las detenciones de integrantes de familias (que las autoridades definen como individuos acompañados de un menor, un progenitor o un tutor legal) tuvieron el mayor incremento, al pasar de 58 mil 724 personas en abril a 84 mil 542 en mayo.

A finales de marzo pasado, el presidente de EEUU, Donald Trump, materializó su advertencia de suspender todo tipo de asistencia a los países del Triángulo Norte (El Salvador, Honduras y Guatemala).

Esa decisión fue anunciada después de que el gobernante criticara a los tres países centroamericanos por “no hacer nada” por los estadounidenses y por permitir que se formen caravanas de inmigrantes cuyo objetivo es llegar a EEUU.

Washington ratificó su decisión el pasado 17 de junio, cuando afirmó que no ofrecerá “fondos nuevos” hasta comprobar que las autoridades de Guatemala, Honduras y El Salvador toman “medidas concretas” para reducir la inmigración ilegal, aunque matizó que continuará la asistencia para el Triángulo Norte en determinados programas.

“Continuarán los programas previstos dentro de las prioridades del Departamento de Seguridad Nacional y Justicia para ayudar a estos países a tomar acciones para proteger la frontera de EEUU y frenar el crimen organizado trasnacional”, indicó Morgan Ortagus, portavoz del Departamento de Estado en una rueda de prensa.