estrategia delitos activistas
Fotografía: Raúl Arboleda - AFP
Bogotá, Colombia.

El presidente colombiano, Iván Duque, reconoció este sábado su preocupación por el asesinato sistemático de líderes sociales y aseguró que su Gobierno tomará acciones para dar con los responsables de estos crímenes y evitar nuevas muertes.

Desde Riohacha, norteño departamento de La Guajira, en donde estuvo al frente de un Consejo de Seguridad, el mandatario dijo que los líderes sociales no pueden ser estigmatizados ni seguir siendo blanco de ataques de los grupos armados.

“Vamos a fortalecer todos los instrumentos que tenga la Fuerza Pública a disposición para que los cabecillas de los grupos armados organizados, que están detrás de una gran parte de esos homicidios, sean llevados ante la justicia”, advirtió.

Duque se comprometió a fortalecer las capacidades de la Fiscalía para que, en coordinación con la Fuerza Pública, se esclarezcan cada uno de los asesinatos y que ninguno quede en la impunidad.

De igual forma precisó que tras evaluar 126 casos de crímenes contra líderes sociales la Fiscalía concluyó que un porcentaje significativo fueron cometidos por grupos armados ilegales como el ‘Clan del Golfo’, ‘Los Pelusos’, el ELN y ‘Los Caparrapos’.

El mandatario subrayó que hoy más de 3 mil líderes tienen la protección de la UNP (Unidad Nacional de Protección) y confió en que con la contundencia de las autoridades se puedan evitar más asesinatos en el país.

El pasado miércoles la Defensoría del Pueblo de Colombia pidió al Gobierno que prestara mayor atención a la situación crítica de los líderes sociales y reportó que en 2018 en promedio cada 48 horas fue asesinado un líder o defensor de derechos humanos en el país.

“Entre el 1 de enero de 2016 y el 31 de diciembre de 2018 fueron asesinados 431 líderes sociales y personas defensoras de los derechos humanos, en su mayoría vinculados a Juntas de Acción Comunal, indígenas, comunitarios, campesinos y afrodescendientes”, advirtió la entidad.

En los primeros ocho días de 2019, la Defensoría del Pueblo verificó siete homicidios de líderes sociales en los departamentos de Cauca, Antioquia, Valle del Cauca, Magdalena, Caquetá y Norte de Santander.