Washington, Estados Unidos.

Un portaaviones de Estados Unidos y su flota se dirigían el sábado a la península coreana, informaron fuentes militares, un movimiento que coincide con la intención de Washington de impulsar su capacidad defensiva en la región ante las ambiciones nucleares de Corea del Norte.

“El comando del Pacífico de Estados Unidos ordenó al grupo aeronaval del portaviones USS Carl Vinson movilizarse como medida prudente para mantener su disposición y presencia en el Pacífico”, explicó a la AFP el portavoz Dave Benham.

“La principal amenaza en la región sigue siendo Corea del Norte debido a su temerario, irresponsable y desestabilizador programa de pruebas de misiles y su búsqueda del arma nuclear”, precisó.