Piñera Holocausto
Fotografía: EFE
Gaza, Israel.

“Es un momento muy emocionante y solemne”, dijo hoy el presidente de Chile, Sebastián Piñera, en su visita en el Museo del Holocausto (Yad Vashem), donde encendió una antorcha y depositó un ramo de flores en la Cripta del Recuerdo en memoria de los seis millones de judíos exterminados por el nazismo, entre ellos millón y medio de menores.

Tras aterrizar anoche en Tel Aviv en una visita oficial a Oriente Medio, donde se reunirá con las principales autoridades israelíes y palestinas, Piñera comenzó sus actos oficiales recordando “la crueldad que significó el sacrificio de un millón y medio de niños y niñas inocentes e indefensos”, a quién quiso dedicar un sentido homenaje.

“Que este sacrificio nos haga valorar la paz, el respeto a los derechos humanos y la sana convivencia entre los pueblos”, escribió en el libro de visitas de Yad Vashem, donde acudió acompañado de su esposa, Cecilia Morel.

El mandatario consideró que “hay momentos en la historia de la humanidad” en que se ha tenido que “enfrentar el horror y la tragedia”, justo cuando “se muestra lo mejor y lo peor de los seres humanos”, pero también “la grandeza de los hombres justos que estuvieron dispuestos a arriesgar sus vidas” para salvar las de otros.

Piñera tiene estos días una apretada agenda en Israel y los territorios palestinos.

Tras el acto esta mañana se trasladó a la Ciudad Vieja de Jerusalén, en territorio palestino ocupado, donde, en una visita privada, acudió al Muro de las Lamentaciones, el lugar de culto judío más sagrado, y colocó entre sus piedras las notas con plegarias que le entregaron los alumnos de la escuela chilena Ana Frank.

También visitó la Explanada de las Mezquitas, donde se ubican las mezquitas de Al Aqsa y la Cúpula de la Roca y que es el tercer lugar más sagrado para el islam y el primero para el judaísmo. Esta tarde visitará la basílica de la Natividad, en Belén (Cisjordania), donde la tradición cristiana marca el nacimiento de Jesús.

Mañana se reunirá con el presidente de Israel, Reuvén Rivlin, y más tarde con el primer ministro en funciones, Benjamin Netanyahu, con quien tiene previsto firmar varios acuerdos bilaterales, y que después le invitará a una cena en su residencia.

El jueves, Piñera se trasladará a la ciudad cisjordana de Ramala, sede de las instituciones de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), hará una ofrenda floral ante la tumba del histórico líder Yaser Arafa y se reunirá con el presidente palestino, Mahmud Abás, con quien también firmará acuerdos bilaterales.

De aquí, seguirá viaje a Osaka (Japón), para participar en la cumbre del G20.