Saarbrucken, Alemania.

El partido conservador de Angela Merkel ganó claramente este domingo la elección regional en el estado de Sarre con al menos el 40 por ciento de los votos, lo que significó un balde de agua fría para las aspiraciones socialdemócratas, según estimaciones de la televisión.

Los socialdemócratas quedaron muy distanciados en esta elección considerada un “test”, con entre 29 por ciento y 30 por ciento de los votos según las cadenas públicas ARD y ZDF, en tanto que esta primera consulta del año serviría para medir la capacidad real de su nuevo líder, Martin Schulz, para hacer tambalearse en las legislativas de septiembre a la canciller Merkel tras doce años en el poder.