Dos parejas de homosexuales filipinos solicitaron el lunes por primera vez en esta conservadora nación católica el derecho a contraer matrimonio, pero sus pedidos fueron rápidamente rechazados.

Maria Arlyn Ibanez y su compañera Joanne Reena Gregorio se unieron a Pastor Crescencio Agbayani y su respectivo compañero, Marlon Pelipe, para acudir a una oficina del registro civil en Manila, en un intento de sensibilizar sobre los derechos de los homosexuales.

“Esperábamos que nos lo rechazaran, pero lo intentamos de todas maneras (…). Pensamos que igual se producía un milagro y nos lo aprobaban”, contó a la AFP Ibanez, una trabajadora de 33 años.

Tras el rechazo de la agencia gubernamental, Ibanez y Agbayani, que dirigen una iglesia informal para lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero, enarbolaron un letrero en el que se leía “Nos lo han rechazado” ante una bandera arcoiris.

Los funcionarios del registro dijeron a la prensa que era la primera vez que una pareja de personas del mismo sexo solicitaba el derecho a contraer matrimonio.

Filipinas, donde un 80 por ciento de sus 100 millones de habitantes son católicos, es el único país donde el divorcio no es legal, debido en gran parte a la influencia de la Iglesia. El aborto también es ilegal.

Ibanez aseguró que este rechazo no impedirá que ella y su pareja celebren una “boda” en su iglesia a finales de este mes que, aunque no sea reconocida legalmente, le permitirá demostrar el compromiso con su pareja.

“Seguiremos luchando por nuestros derechos”, aseguró a la AFP.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here