Wiesbaden, Alemania.

Los países miembros de la Unión Europea (UE) siguieron siendo en 2017 el principal socio comercial de Alemania, según datos publicados hoy por la Oficina Federal de Estadística germana, Destatis.

De acuerdo con el organismo, el valor de las ventas de productos alemanes al resto de los 27 países del bloque ascendió el pasado año a 749 mil 700 millones de euros (894 mil millones de dólares).

Destatis precisó que las exportaciones germanas a países de la UE, al igual que en 2016, representaron un 58,6 por ciento del total de sus exportaciones.

Un año más, Francia se mantuvo como el principal destino de los productos alemanes dentro de la UE, con ventas de mercancía por valor de 105.300 millones de euros.

El segundo mercado de Alemania en el bloque fue Holanda, con una venta de mercancías cuyo valor alcanzó los 85.800 millones de euros. Reino Unido ocupó el tercer lugar al recibir productos “Made in Germany” por importe de 84.400 millones de euros.

En 2017, Alemania, un país de carácter primordialmente exportador, importó mercancías procedentes de otros países miembros de la Unión Europea por valor de 590 mil 500 millones de euros, lo que representa un 57,1 por ciento de todas sus importaciones.