El presidente Barack Obama enalteció la inauguración este sábado del Museo Nacional de Historia y Cultura afro-estadounidenses, dedicado a las múltiples facetas de la dura historia negra así como a sus logros.

El primer presidente negro de Estados Unidos cortó el listón para inaugurar el museo revestido en bronce y de unos 37.000 m2 ante miles de espectadores que acudieron a Washington para presenciar la histórica apertura. “Más allá de la majestuosidad del edificio, lo que hace esta ocasión tan especial es la rica historia que contiene”, dijo Obama durante una ceremonia honrada por numerosas personalidades como el cantante Stevie Wonder y la presentadora de TV Oprah Winfrey. 

“La historia afroestadounidense no es algo separado de nuestra gran historia estadounidense. No es la parte inferior de la historia estadounidense. Es parte central de la historia estadounidense”, expresó. El museo, que fue concebido hace un siglo, se inauguró en medio de fuertes tensiones raciales, mientras la indignación crece en el país ante la muerte de negros a manos de policías. El caso más reciente causó protestas en Charlotte, Carolina del Norte (sureste). Se trata del primer museo nacional encargado de documentar las verdades incómodas sobre la opresión sistemática a los negros en el país, a la vez que rinde honor al rol de la cultura afro-estadounidense.

“Una visión clara de la historia nos puede hacer sentir incómodos (…) Pero es precisamente de esa incomodidad que aprendemos y crecemos y aprovechamos el poder colectivo para hacer esta nación perfecta”. El edificio, ubicado cerca de la Casa Blanca, tiene la forma de tres pirámides invertidas alberga más de 34.000 objetos, en su mayoría donados.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here