Washington, Estados Unidos 

Estados Unidos impulsará junto a sus aliados de la ONU  “nuevas sanciones” contra Corea del Norte, que reivindicó su quinto ensayo nuclear, advirtió este viernes el presidente Barack Obama, quien denunció una “amenaza a la paz internacional”.

“Nos hemos puesto de acuerdo para trabajar con el Consejo de Seguridad de la ONU (…) y la comunidad internacional para aplicar rigurosamente las medidas existentes impuestas en resoluciones precedentes y tomar medidas significativas suplementarias, sobre todo nuevas sanciones”, advirtió Obama, en un comunicado de la Casa Blanca.

–       Corea del Norte reivindica como “exitoso” su quinto ensayo nuclear –

Seúl, Corea del Sur 

Corea del Norte afirmó este viernes haber logrado detonar una cabeza nuclear capaz de ser instalada en un misil, un quinto ensayo nuclear denunciado por Seúl como un acto “de autodestrucción” que deja demostrada la “maníaca imprudencia” del dirigente Kim Jong-Un.

Este ensayo, el más potente jamás realizado por el Norte, según Seúl, agravará las tensiones en la península en donde las ambiciones nucleares y militares del régimen aislacionista ya fueron condenadas en sucesivas ocasiones por la comunidad internacional que decidió imponerle duras sanciones.

Según la prensa oficial norcoreana, este último ensayo permitió a Pyongyang alcanzar su objetivo: miniaturizar una ojiva nuclear para poder armar un misil.

“Nuestros científicos llevaron a cabo una detonación de una ojiva nuclear de nuevo tipo en el sitio de pruebas del norte del país. El partido les envió un mensaje de felicitación por la realización de la exitosa prueba”, dijo la televisión gubernamental.

Este ensayo “confirmó la estructura y las características específicas de una cabeza nuclear que fue estandarizada de manera a poder montarla en misiles balísticos estratégicos”, según la agencia KCNA.

El presidente estadounidense, Barack Obama, reaccionó rápidamente advirtiendo que habría “serias consecuencias”.

Por su parte la presidenta surcoreana, Park Geun-Hye, tuvo duras palabras hacia su vecino del Norte.

“El régimen de Kim Jong-Un sólo ganará más sanciones y aislamiento (…). Esta provocación acelerará su autodestrucción”, dijo estimando que con el ensayo queda demostrada la “maníaca imprudencia” del gobernante norcoreano.

En un comunicado, la embajada de Corea del Norte en Moscú precisó que el ensayo no provocó “ninguna fuga de sustancias radiactivas”.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here