Managua, Nicaragua.

Nicaragua quedó lista para acoger los Juegos Centroamericanos, que arrancarán el próximo 3 de diciembre, con la participación de 3.000 atletas que competirán en instalaciones deportivas renovadas o nuevas, dijeron este martes los organizadores del evento.

“Nosotros prácticamente podemos decir que estamos listos” para los XI Juegos Deportivos Centroamericanos de Managua, afirmó en rueda de prensa Emmett Lang, presidente de la Organización Deportiva Centroamericana (ORDECA) y del Comité Olímpico Nicaragüense.

A los Juegos, que tendrán lugar del 3 al 17 de diciembre, asistirán alrededor de 5.000 personas entre atletas, jueces, árbitros, y miembros de delegaciones deportivas de El Salvador, Guatemala, Honduras, Belice, Costa Rica, Panamá y Nicaragua.

“Antes era una ilusión, ahora les quiero decir es una realidad”, dijo Lang, al referirse a las dificultades que tuvo Nicaragua en el pasado para organizar estos Juegos, que se realizan desde 1972.

“Celebrar una fiesta de esta naturaleza nuestro pueblo se merecía desde hace muchos años”, expresó el coordinador del Comité Organizador, Fidel Moreno, en una rueda de prensa en el nuevo estadio de béisbol de la capital.

Obreros daban los últimos retoques a las 27 instalaciones deportivas, ocho de ellas nuevas, que se usarán en Managua y las ciudades de Granada, Estelí y San Juan del Sur para los juegos.

Nicaragua invirtió 100 millones de dólares para modernizar su infraestructura deportiva.

Los Juegos abarcarán 28 disciplinas como atletismo, tenis, esgrima, fútbol, halterofilia, surf, baloncesto, remo, natación, sóftbol, béisbol, boxeo, lucha y rugby.

Unos 12.000 personas participarán en la organización y custodia del evento, entre edecanes, policías y funcionarios de diferentes dependencias, y las delegaciones contaran con 119 vehículos.

La mascota oficial es Malli, que en lengua náhuatl significa paz y tranquilidad, representada en una niña con una vasija chorotega adornada con tres plumas, que simboliza la diversidad del país.