Presión Rusia gasoducto ruso-alemán
Fotografía: Bernd Wüstneck - DPA
Moscú, Rusia.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Vladimir Titov, lamentó que se quiere presionar a la economía rusa en relación al proyecto del gasoducto ruso-alemán Nord Stream 2 que cruzará el mar Báltico, en una entrevista con el periódico ruso “Izvestia” publicada hoy.

Con obstáculos artificiales en la realización de grandes proyectos como el de Nord Stream 2 se quiere crear una competencia desleal, indicó Titov.

Anteriormente, Francia había anunciado el apoyo a una modificación de una directiva de la Unión Europea (UE) que posibilitaría a la Comisión Europea regular de manera mucho más estricta el proyecto del gasoducto ruso-alemán.

Berlín, en cambio, rechaza decididamente la nueva ley que, de ser enmendada, establecería por ejemplo que un suministrador de gas no estaría autorizado a operar al mismo tiempo un gasoducto, como es el caso en Nord Stream 2 hasta el momento.

El proyecto es dirigido por la energética rusa Gazprom. El agregado de requisitos adicionales podrían hacer que el proyecto sea menos rentable o incluso antieconómico.

Rusia espera que los países de la EU se pronuncien en contra de la modificación de la directiva, señaló ayer María Zajárova, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

Tenemos la esperanza de que los miembros de la UE se guíen por sus propios intereses nacionales, su economía nacional y naturalmente la de los consumidores europeos“, apeló Zajárova según la agencia Interfax. No se deberían seguir instrucciones antirrusas que provienen regularmente de Estados Unidos, agregó.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here