El Cairo, Egipto.

La canciller alemana, Angela Merkel, destacó ayer en Egipto la importancia de los derechos humanos y afirmó que “el Estado de derecho y una sociedad diversa son de gran importancia para el desarrollo de un país”.

Durante una aparición conjunta con el presidente de Egipto, Abdel Fattah al Sisi, en El Cairo, Merkel dijo que una sociedad civil diversa también ayuda a construir “capacidad de resistencia contra actividades terroristas”.

Merkel dijo que se refirió a violaciones concretas de los derechos humanos y que dejó en claro que espera que haya más posibilidades para organizaciones no gubernamentales en Egipto.

Al Sisi, por su parte, replicó: “Usted sabe que tenemos interés en los derechos humanos”. Añadió que, sin embargo, pedía a los europeos que observen las crisis en la región teniendo en cuenta el terrorismo. Si los europeos “comprobaran el tipo de amenazas que tenemos…no se lo deseo”, afirmó.

“La amenaza terrorista es lamentablemente una amenaza real en Egipto, pero también en Alemania”, respondió Merkel. Los dos países se comprometieron a profundizar su colaboración en la lucha contra el terrorismo internacional y dijeron que trabajarán en una solución política a la crisis en Libia, país vecino de Egipto.

La canciller alemana prometió ayuda a Egipto en la lucha contra el terrorismo y para hacer frente al flujo de refugiados. Egipto ha acogido a 500 mil personas de Siria y muchas más de Sudán y otros países africanos, precisó Merkel tras el encuentro con Al Sisi. “Por eso tenemos aquí una tarea común para mejorar el destino de los refugiados”, dijo.

Por su parte, Al Sisi dijo que en Egipto no hay campamentos de refugiados. Los cinco millones de refugiados viven en casas, “comen lo que comen los egipcios como si ellos fueran egipcios”, añadió.

Al ser preguntando si aceptaría formar parte de un acuerdo migratorio para la recepción de refugiados como firmaron Turquía y la UE, señaló que aún no se llegó a ese punto en las conversaciones.

En cuanto al trabajo de fundaciones políticas alemanas en Egipto, parece haber cierto clima de distensión. El Gobierno en El Cairo se mostró dispuesto a permitir que retomen su trabajo. Las fundaciones políticas alemanas solo pueden trabajar con muchas limitaciones o tienen prohibido trabajar en Egipto tras una condena contra dos empleados de la Fundación Konrad Adenauer, cercana a los cristianodemócratas de Merkel, en 2013.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here