carbón Angela Merkel
Fotografía: Tobias Schwarz - AFP POOL - dpa
Berlín, Alemania.

La canciller alemana, Angela Merkel, señaló hoy en su discurso frente a delegados del Diálogo Climático de Petersburgo que la salida gradual del uso de carbón hasta 2038 en Alemania representa un “gran esfuerzo”.

“Debemos lograr aceptación social para este cambio”, dijo Merkel.

La política conservadora anunció que la próxima semana el gabinete de Gobierno decidirá sobre un paquete de medidas destinado a una transformación estructural en las regiones carboníferas afectadas. Esto incluye una ayuda de miles de millones (de euros). El Gobierno alemán cumplirá sus promesas, aseguró la mandataria.

Merkel se refirió al consenso social sobre el fin del uso del carbón que se alcanzó en una comisión gubernamental.

El comité integrado por representantes de la industria, sindicatos y asociaciones ecologistas acordó un concepto hasta 2038 para la salida gradual de la generación de energía a base de carbón que perjudica el clima. El Gobierno quiere ahora implementar esta idea. La canciller consideró esto un “hito muy importante”.

Las emisiones de dióxido de carbono (CO2), el gas más implicado en el efecto invernadero, deben estar entre un 80 y 95% por debajo de los niveles alcanzados en 1990. El CO2 se genera en gran parte como consecuencia de la combustión de carbón, petróleo y gas, la producción de cemento y otros procesos industriales.

La concentración de CO2 registra hoy valores mayores al 45% que los de la era preindustrial, es decir, antes de 1750. Desde entonces, la temperatura media global ha aumentado alrededor de un grado.